914 34 75 81

somos@mjcachon.es

Qué es el análisis heurístico

El análisis heurístico es un cuestionario que permite evaluar de una manera objetiva distintos aspectos de una página web con el objetivo de determinar si ésta cumple una serie de requisitos para los usuarios. Es algo así como un coach de usabilidad para evaluar una página web.

Los 10 principios heurísticos

Jacob Nielsen elaboró una lista de principios heurísticos que merece la pena tener muy en cuenta.

  1. Claridad: Los usuarios, en cuanto entran en una página web, con sólo echar un vistazo deben saber de qué va y en el caso de una empresa, debe quedar muy clara cuál es su actividad.
  2. Lenguaje entendible para todo el mundo: Es muy habitual que las empresas no adapten su lenguaje al que manejan los usuarios, haciendo que éstos sean incapaces de entender el contenido de su página web. Es algo bastante frecuente especialmente en determinados sectores como la ingeniería y la tecnología.
  3. Prevenir errores: Está claro que una buena página web debe avisar a los usuarios de cualquier error, pero para que su experiencia en la misma sea aún mejor, lo más recomendable es no dejar que cometan errores. Por ejemplo, una página de reserva de vuelos online que no deje introducir una fecha de salida anterior a la de entrada.
  4. Minimalismo: Una web debe ser lo más minimalista posible. Si los usuarios entran en una página cargada de texto y contenido multimedia pueden sentirse totalmente perdidos, en este caso, tardarán menos de cinco segundos en cerrarla e irse a otra.
  5. Ayuda a los usuarios: Hay cosas que los usuarios no tienen por qué saber, así que una ayuda nunca está de más. Por ejemplo, en una tienda online, en la página de pago, justo al lado del código CVV es recomendable poner un dibujo de la tarjeta indicando dónde se encuentra éste código.
  6. Libertad: Una vez los usuarios entran en una página web, ellos son totalmente libres de navegar por la misma como a ellos les apetezca. Por lo tanto, hay que evitar siempre los callejones sin salida.
  7. Consistencia: Un buen sitio web debe seguir un estándar consistente en todas las páginas que lo formen. Es decir, no se puede hacer que por ejemplo el menú funcione de maneras distintas ni cambiarlo de ubicación por pura estética.
  8. Información a mano: Los usuarios siempre deben tener información sobre en qué parte del sitio web se encuentran y en ningún caso pueden verse obligados a utilizar su memoria para saber dónde están.
  9. Eficiencia de uso: Hay que tener en cuenta que hay usuarios que ya conocen de sobra las páginas web por las que navegan, así que es una buena idea colocar aceleradores que les permitan realizar las acciones frecuentes de una manera más rápida y directa.
  10. Mensajes de error: Evitar los tecnicismos es la mejor opción, además, es conveniente que sugieran una solución o un camino de salida a los usuarios.

Otros contenidos que te pueden interesar

Qué es TTFB

El TTFB es el tiempo que tarda en cargarse el primer byte de una web en el navegador tras ...

Qué es Semrush

Semrush es a día de hoy una de las mejores herramientas de cara a definir una estrategia de ...