914 34 75 81

somos@mjcachon.es

Qué es dominio

Podemos definir el dominio, de una manera simplificada, como el nombre exclusivo que se le asigna a las páginas web en Internet. Se divide en dos partes:

  • Nombre: Debe estar directamente relacionado con la página web. Por ejemplo, no tiene ningún sentido que una empresa de arquitectura ponga como nombre de dominio en su web: cosasdechocolate. Una recomendación para nuevas empresas es que, antes de elegir su nombre, comprueben que dicho nombre de dominio esté libre. De esta manera, para los usuarios resultará más sencillo relacionar la página con la empresa en cuestión.
  • Extensión: Es una parte fundamental ya que determina que la página sea correctamente catalogada y estructurada en la red. .com, .net, .org...

Historia del dominio

Para descubrir el origen de los nombres de dominio tenemos que remontarnos a los inicios de Internet, cuando éste todavía recibía el nombre de ARPANET y sólo había unos pocos ordenadores en todo el mundo conectados a la red.

Antes de utilizar el sistema de dominios tal y como lo conocemos hoy en día, todos los ordenadores que contaban con ARPANET estaban registrados en un archivo conocido hosts.txt, el cual se sintonizaba en todos los ordenadores conectados a la red. No obstante, a medida que ARPANET iba creciendo, se dieron cuenta de que este sistema era muy poco efectivo.

Fue así como los los ingenieros Paul Mockapetris y Jon Postel propusieron crear un sistema de nombres de dominios; cuya administración recaería en el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Así nacieron los nombres y las extensiones de dominio.

Precisamente éste fue el inicio de lo que más tarde se convirtió en Internet. En el año 1985 se empezaron a utilizar diferentes extensiones de dominio, las cuales todavía están vigentes: .com, .net, .org, .gov, .mil y .edu.

¿Cómo funciona un dominio?

Para explicar el funcionamiento de un dominio, vamos a hacerlo a través de un ejemplo. Pongamos una determinada empresa, la cual tiene una página web cuya dirección IP es (203.691.785.547). ¿Te imaginas tener que introducir este conjunto de caracteres numéricos cada vez que quieras visitar dicha página?

Pues bien, la solución pasa por solicitar un dominio y vincularlo a la dirección IP del servidor web donde está almacenada la página. De esta manera, cada vez que un usuario quiera acceder a la página web de dicha empresa, simplemente tiene que escribir en su navegador el dominio de la misma, pongamos por ejemplo, www.arquitectura00.com.

Automáticamente el dominio reenvía a dichos usuarios a la IP y los conecta con el servidor web, el cual responde mostrándoles la página web. Todos estos procesos suceden en cuestión de décimas de segundo, así que pasan totalmente desapercibidos para los usuarios.

En plena era digital, han surgido decenas de palabras y conceptos relacionados con Internet de los cuales a veces no se tiene muy clara su función.

Otros contenidos que te pueden interesar

Qué es el CPL (Coste por Lead)

Uno de los principales objetivos que tiene una persona que comienza un proyecto en la red, ya ...

En qué consiste la publicidad display

La publicidad display se refiere a un formato publicitario en la red. Generalmente el anuncio, ...