Seleccionar página

Podemos definir la accesibilidad web como la posibilidad de acceso y uso a un determinado sitio web por el mayor número de personas posible, independientemente de sus propias limitaciones o de aquellas derivadas del contexto de uso. Desde hace algunos años existen dos mitos muy presentes en el contexto del desarrollo de los sitios web. Por un lado, que consiguir la accesibilidad web es algo muy caro y que supone un coste extra en el desarrollo de los mismos y, además, sus beneficios no son muy grandes, así que realmente no merece la pena. Y, por otro lado, otro de los mitos es el que señala que la accesibilidad web sólo beneficia a las personas con discapacidad; no obstante, con la accesibilidad se consigue una mejor experiencia en los sitios web para todo el mundo.

Limitaciones propias de los usuarios

Se engloban dos tipos de limitaciones. Por un lado, aquellas relacionadas con el idioma, conocimientos o experiencia. Y, por otro lado, las derivadas de distintas discapacidades, las cuales podemos agrupar en cuatro categorías:
  • Deficiencias visuales: Todas aquellas relacionadas con problemas en la vista como la  ceguera, la visión reducida y los problemas en visualización de color.
  • Deficiencias auditivas: A pesar de que son las deficiencias menos limitadoras tanto en el acceso como en el uso de los contenidos 2.0 ya que el canal sonoro es menos utilizado en los sitios web que el visual, no podemos olvidarnos de limitaciones relacionadas con el lenguaje.
  • Deficiencias motrices: Son aquellas que tienen que ver con la capacidad de movilidad del usuario. Generalmente, los usuarios no pueden interactuar con los equipos de la manera tradicional, así que utilizan dispositivos basados en voz.
  • Deficiencias cognitivas y de lenguaje: Todos aquellos usuarios que tienen problemas en el uso del lenguaje, la lectura, percepción…
Todavía son muchas las personas que se preguntan si la accesibilidad web es realmente importante. Hay que tener en cuenta que Internet se ha convertido en la primera fuente de información del Siglo XXI, así como un canal de compra cada vez más popular. Por lo tanto, es indispensable que todos los sitios sean accesibles para todo el mundo de manera equitativa; un sitio web accesible puede ayudar a personas con discapacidad a que participen más activamente en la sociedad. Por lo tanto, cuando se desarrolla un sitio web la evaluación de la accesibilidad es prácticamente un paso imprescindible para comprobar si realmente es o no accesible para personas con algún tipo de discapacidad. ]]>